Search
Saturday 16 February 2019
  • :
  • :

Comentario Zeta Por Carlos Z. Cadena (FEB 07)

Comentario Zeta Por Carlos Z. Cadena (FEB 07)

Insulto y ofensa que  Sabines, su parentela y amigos regresen a la política de Chiapas. Presagios de tormenta.  

Sigue levantando  olas y muchas olas,  la  vileza e indignidad conque apareció el Sabinato en Chiapas, en la segunda quincena del mes de Enero del 2019,  lo que provocó fuertes reacciones en los grupos Pablistas y hasta del “Güero”,  y ya no se diga dentro del mismo grupo de la cuarta transformación donde muchos no coinciden  que el Sabinato regrese a hacer política en la entidad.    A través de una  “Fundación”, o patronato de fraternidad humana, que se creó desde hace años y estuviera después  completamente en el olvido, mientras el “Guía moral” Juan Sabines, dominó el consulado de Orlando Florida, de pronto aparezca con un regreso mediático, disfrazado de “ayuda humanitaria”,  pero con fines eminentemente políticos.

Resulta ridículo y falta de sentido común, que el exgobernador Juan Sabines, que se jacta y presume de ser un ente humano que apoyó  a la Cuarta transformación” y el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador, haya aparecido de la nada para erigirse en un cartel y bando  para proclamar que viene hacer política,  como si su historial fuera  la de un beato o santo, cuya vida política es de una persona milagrosa y  extraordinaria y de  heroica virtud cristiana,  que se caracterizó por  vivir santamente.

Evidentemente que se tomó esta “aparición grupal del Sabinato” en Tuxtla Gutiérrez, como una vulgar ofensa la pueblo chiapaneco, que según los Sabinistas traen “Línea”, pero muchos se preguntan, línea ¿De quién?. Lo cierto es que los Pablistas se pusieron a la vanguardia, porque fue Juan Sabines, quien metió a la cárcel a su homologo Pablo Salazar, exhibiéndole en las penitenciarías de El Amate y la de Huixtla, en esta última se dice que Salazar Mendiguchìa sufrió los peores tormentos, que lo bañaban desnudo  en las  noches con agua lanzada de una potente  manguera. La gente del “Güero”  se colocó con un ojo al gato y otro al garabato, porque saben que no se puede confiar con Sabines y su aliado Roberto Albores Guillen, que ha sido su estratega cómplice  de “venganzas políticas”.

Dentro del nuevo gobierno, hay argumentos de servidores públicos actuales  que aseguran que Sabines, será factor para crear una “guerrilla política”, entre todos los grupos identificados en Chiapas, incluyendo el de Zoè  Robledo, que también andan como “queriendo y no queriendo”, pero que quieren. Hay analistas que advierten que el rejuego político de Sabines, que también anda “encumbrando” a su vástago para un cargo en la entidad, es jugar con fuego en el estado, donde tiene su residencia el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Ayer en redes sociales,  se leía que en el fondo de esta historia de “apariciones santificadas Sabinistas”,  le están dorando la píldora a López Obrador, porque no hay cabeza humana en Chiapas que diga que estas apariciones en forma de Fundaciones de ayuda humanitaria, es una  semejante burla a la gente  del Tamaño del Volcán del Tacana.

Lo que no se puede negar, es que hay muchos que están al acecho y a la vigilia de que es lo que pueda venir con estas apariciones de Sabines y su aliado desde el infierno  Albores Guillén. Se olfatea mucho rejuego político, que sin temor a equivocarnos, golpea la buena unidad y armonía que debería de haber en el nuevo gobierno, y  que la gente  voto a favor de los candidatos de MORENA.

Ahora se sabe que Sabines preparó su llegada desde hace dos años,  instalando estratégicamente espacios de prensa como portales de redes sociales y hasta empresas de televisión por redes sociales, donde se le atribuye su propiedad y feudo privado, pero que es público.

No hay otra, y es definitivo, no es vida santa lo de Juan Sabines, mucho menos cielo, es mucho infierno y purgatorio: Fue el que hipotecó  y empeño a Chiapas, y las denuncias  están pergeñadas en los diarios y revistas nacionales.  En Chiapas se topa con pared  la Santísima Trinidad. Presagios de tormenta.

Juan Sabines, un ‘tufo de corrupción’: Transporte de Chiapas.

El Presidente de la Alianza del Autotransporte en el estado de Chiapas, Mario Bustamante,  fue categórico al señalar,  que es una vergüenza y un descaro  que la familia Sabines encabezada por Juan Sabines Guerrero, exgobernador de Chiapas pretenda de nueva cuenta regresar a la entidad y quiera tener algún tipo de posicionamiento político o social. Afirmó que, Sabines Guerrero ha sido uno de los peores gobernantes de la entidad, dejando una millonaria deuda para los chiapanecos, pero sobre todo un saqueo que ha mermado a la entidad en todos los sentidos tanto económico, social y moral.

Expresó que, el tema del desfalco de dinero como las diversas irregularidades que se presentaron durante esta administración se enfocan en proyectos tanto de infraestructura, salud, transporte, por mencionar algunos. En lo que compete el sector transporte, dijo que, uno de los principales fraudes que se tuvieron en la entidad fue el denominado Conejobús, como las características de este transporte que estuvo lleno de corrupción y viciado desde un inicio.

Mario Bustamante aseguró que, el tema de las unidades de transporte de Conejobús simple y sencillamente sirvió para que gobernantes como Juan Sabines hicieran negocio, más nunca se enfocó en beneficiar a la sociedad chiapaneca; tal es el caso de que a la fecha se tienen más de 150 unidades que nos sirven, “literalmente fue un negocio de este exgobernador”.

Otro de los temas que, van a la par con respecto al transporte es el denominado Biodisel que, en vez de beneficiar perjudicó a productores de diversas zonas de Chiapas, pero sobre todo fue una mentira que se pretendiera utilizar en las unidades del Conejobús e incluso se pretendía implementar en aviones. Ante esto lamentó que, gobernantes como él, ahora el expresidente de México, Felipe Calderón, se haya prestado a este engaño, trayendo un vuelo de la Ciudad de México a Tuxtla Gutiérrez con la burla de este combustible.

Señaló que, el tema de transporte como otros más son la reseña que dejó el exmandatario de Chiapas y, que ha lacerado de manera considerable a los chiapanecos; por ello, el que hoy se pretenda recobrar presencia en la entidad con una supuesta asociación civil, es un insulto para Chiapas y los chiapanecos.

Al final dijo que “El gobierno de Juan Sabines estuvo lleno de corrupción, de irregularidades, de malos manejos financieros, de faltas de respeto a la sociedad chiapaneca, a quienes no compartían sus ideales, prácticamente, también fue un negocio para Juan Sabines y su familia”, y remató:  “Chiapas merece respeto, Chiapas y los chiapanecos no nos merecemos a estos delincuentes políticos, no hay que permitir que se vuelvan a burlar de nosotros, por lo que las pretensiones políticas de los Sabines, deben ir para afuera  y dejar que realmente se gobierne en Chiapas, asegurando que se tiene la confianza en el mandatario  Rutilio Escandón Cadenas, actual gobernador de la entidad, para que haga un buen trabajo con los chiapanecos. Así las cosas. Dixe.

image_pdfimage_print


Comunicólogo activo con perspectiva de crecimiento continuo y creyente de que la sociedad tiene su lado optimista cuando se le motiva.